Durante la cuarentena, los emprendedores textiles han reinventado sus negocios para seguir creciendo. Abriéndose a nuevos mercados, impulsando la presencia digital o asociándose con otros emprendedores. Incluso en la adversidad surgen nuevas oportunidades.

Pensar en digital

Lo primero es potenciar el e-commerce. Tenemos que adaptarnos a las ventas por internet. Ahora los consumidores pasan más tiempo en su celular, la oportunidad perfecta para captar su atención y asegurar una venta. Usando las redes sociales podemos construir una relación con los clientes, ofreciéndoles el mismo servicio personalizado de las tiendas. Cómo hablamos a nuestro público es fundamental. Hay que comunicar para diferenciarnos de la competencia. Más allá de vender, lo importante es garantizar a los clientes que nosotros tenemos lo que buscan: buenos productos y una buena atención. Así conseguiremos clientes fieles a nuestra marca.

Comprar por internet se ha vuelto muy fácil. Páginas como Shopify, BSale o Marketplace (de Facebook) nos permiten crear catálogos llamativos, informar sobre nuestros productos y controlar nuestro stock en pocos pasos. No solo es sencillo para nosotros, sino también para nuestros clientes. A través del e-commerce tenemos muchas opciones de pago (tarjeta de crédito, débito, transferencia o yapeo).

Si recién empezamos a emprender podemos buscar ferias digitales para acercarnos a nuevos compradores. Varias ferias de moda apostaron por relanzarse de manera virtual, la oportunidad perfecta para mostrar nuestros productos.

Nuevos mercados

Las prendas anticovid son una alternativa novedosa: mascarillas, trajes para hospitales, sábanas para camillas, batas para pacientes, toallas, entre otros. Hay que cumplir las especificaciones técnicas detalladas por el MINSA, pero la ventaja está en que estos son productos descartables y la demanda siempre se renueva.

No todos podemos copar el sector salud, por eso debemos aprovechar el teletrabajo. Nos quedamos en casa, pero seguimos trabajando. Lo mismo le pasa a muchos peruanos. Justo ahí existe una oportunidad de negocio. Si estamos todo el día frente a una computadora, necesitamos ropa más confortable. Entonces, hay que fabricar ropa fresca y cómoda se ajuste a este nuevo mundo del teletrabajo.

Comprar por internet se ha vuelto una necesidad. Ahora tenemos la oportunidad de impulsar nuestros negocios textiles en nuevos espacios digitales. ¡Empieza tu negocio textil con el Pack Emprendedor de Huguito! Las tres máquinas que necesitas para llevar tus ideas a las telas. Con creatividad, reactivar la industria textil es posible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *